FAQs

¿Qué debo hacer antes de ir a una inspección?

Hay un conjunto de comprobaciones sencillas que pueden ser efectuadas regularmente por la persona que conduce el vehículo, antes de llevarlo a un centro de inspección, en concreto:

  • Eficiencia de los limpiaparabrisas;
  • Señalización luminosa: cambio de dirección, peligro, freno, marcha atrás, placa de matrícula, niebla;
  • Luces de situación, cortas y largas;
  • Neumáticos: profundidad de la banda de rodadura de por lo menos 1,6 mm;
  • Espejos retrovisores: superficie reflectora, fijación y regulación;
  • Funcionamiento correcto de los cinturones de seguridad.
 
¿Qué es una inspección de vehículos y en qué consiste?

Las Inspecciones Periódicas Obligatorias han sido creadas con el objetivo de intervenir sobre el estado de los vehículos, de acuerdo con lo dispuesto en el Decreto-Ley nº 550/99, de 15 de diciembre. 

Consiste en una inspección de los sistemas de seguridad del vehículo, a través de ensayos con equipos propios, efectuados por técnicos habilitados.
La corrección de las deficiencias encontradas permite evitar averías más graves y reducir las probabilidades de fallos mecánicos eventualmente causantes de accidentes.
El mantenimiento y la conservación del vehículo serán los beneficiados de la Inspección Periódica Obligatoria. El principal interesado es, sin lugar a dudas, el conductor.
Al llevar el vehículo a inspección, el conductor está contribuyendo a la seguridad de todos los que viajan con él.
 
¿Cuáles son los procedimientos a que está sujeto el vehículo en una inspección?

Durante la inspección el vehículo está sujeto a un conjunto de ensayos tendentes a evaluar el estado de los sistemas de seguridad activa y pasiva, con vistas a asegurar que éste se encuentra en buenas condiciones para circular.


Procedimientos a que está sujeto el vehículo:
 
  1. Identificación del vehículo: Consiste en comprobar si la marca, el modelo, la matrícula, el número del cuadro y las medidas de los neumáticos coinciden con los datos de la tarjeta del vehículo;
  2. Emisión de contaminantes: El control de la emisión de contaminantes se realiza con dos aparatos: el analizador de gases de escape para los vehículos de gasolina, o el opacímetro para los vehículos con motor diésel;
  3. Cuadro y cabina: Se realiza un examen del exterior y del interior del vehículo con vistas a la detección de puntos de corrosión, deformaciones, anomalías de los asientos y otros defectos que pueden comprometer la seguridad del vehículo y de sus ocupantes;
  4. Luces: Se comprueba la orientación de las luces cortas, largas y de niebla, así como su intensidad, con ayuda del regloscopio. Se verifica asimismo el estado y el funcionamiento de todas las luces y las conexiones con los remolques, en su caso;
  5. Visibilidad: Se comprueba el estado de los espejos retrovisores, sistema de limpieza del parabrisas y eventuales reducciones del campo visual del conductor;
  6. Equipamientos diversos: Se comprueba la existencia y el funcionamiento de los cinturones de seguridad, triángulo de preseñalización, avisador sonoro, velocímetro y otros equipamientos obligatorios sólo en algunos vehículos (tacógrafo, extintor, cortinas, calzos de ruedas y otros);
  7. Frenos: Para probar los frenos se utiliza el frenómetro. Este mide la fuerza y el equilibrio de los frenos, del freno de estacionamiento y del freno de emergencia;
  8. Dirección: Se comprueba la alineación de la dirección a través del ripómetro, destinado a verificar el paralelismo de las ruedas;
  9. Detección de holguras: El detector de holguras permite verificar la existencia de holguras excesivas y de otras anomalías en la suspensión, dirección, ejes y sus conexiones al cuadro del vehículo. Se comprueba igualmente el estado de las llantas y de los neumáticos;
Otras comprobaciones: Los vehículos de servicio público están sujetos, también, a otras comprobaciones al objeto de asegurar que cumplen las medidas de seguridad específicas existentes.
 
¿Se pueden montar en los vehículos neumáticos con medidas diferentes de las indicadas en el certificado de matrícula (tarjeta del vehículo o documento único)?

No se deben montar esos neumáticos. La circulación de vehículos en esas circunstancias, incluso aunque sus dimensiones sean equivalentes a las previstas, se considera una alteración de las características y puede implicar la aplicación de una multa y la retirada de los documentos del vehículo.

La alteración de las medidas de los neumáticos utilizando medidas no equivalentes o muy diferentes de las previstas pueden dar lugar a alteraciones en el comportamiento dinámico del vehículo y a un desgaste exagerado de varios de sus componentes.